documentos

 

El Ayuntamiento quiere ampliar la oferta deportiva en la playa de Santa Cruz de La Palma con un parque de calistenia

Date: 
Lunes, 8 Noviembre 2021
Foto: 

El Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma quiere aprovechar todas las posibilidades que ofrece la playa de la ciudad y está trabajando para crear una instalación deportiva al aire libre y abierta a toda la ciudadanía. El alcalde, Juan José Cabrera, ha solicitado a la Dirección General de Costas la autorización correspondiente para instalar un parque de calistenia, una práctica cada vez más demandada y que busca complementar la oferta de ocio existente en la playa capitalina.

Cabrera explica que, “aparte de fomentar los deportes náuticos, la playa tiene capacidad y superficie suficiente para potenciar otro tipo de actividades que son apropiadas para ese entorno, por lo que queremos aumentar la oferta deportiva en el espacio de arena y generar un espacio de dinamización y disfrute para toda la ciudadanía, en el que se compatibilice el baño con otras prácticas saludables”.

Mientras el municipio espera por la autorización de Costas, ya se ha iniciado la búsqueda de financiación para este parque de calistenia, uno de los ya previstos en el municipio y que se sumaría a otras prácticas deportivas que ya cuentan con instalaciones adaptadas en la playa, como el campo de vóley, la zona de fútbol playa o el espacio destinado al programa de salud para personas mayores.

“La pandemia nos ha demostrado la importancia de incorporar hábitos de vida saludable. Queremos que Santa Cruz de La Palma disponga de espacios al aire libre para la práctica de deporte y qué mejor sitio que nuestra playa, en la que ya estamos trabajando para, además, crear nuevos espacios de sombra e infraestructuras de ocio, apostando por la accesibilidad y por generar un espacio público agradable para residentes y visitantes de todas las edades”, señala el alcalde.

La calistenia es una disciplina deportiva de mejora de la agilidad, fuerza física y flexibilidad, que se realiza al aire libre y en la que se emplea el propio peso corporal a través de ejercicios en diferentes aparatos prefabricados, como barras, bancos o anillas. El parque de calistenia de la playa capitalina ocuparía una superficie de unos XX metros cuadrados, contaría con siete aparatos y el pavimento será la propia arena. La instalación tendría un coste inferior a los 46.000 euros.

La playa tiene una longitud de 414 metros y una anchura media de 50, por lo que la ubicación del parque de calistenia no afectaría a la capacidad de aforo ni al desarrollo de cualquier otra actividad en la zona.

Esta playa de arena negra, cuya creación supuso una remodelación estética y de mejora de la seguridad del frente marítimo de Santa Cruz de La Palma, cuenta con dos espigones y un dique sumergido y, además de las oportunidades recreativas que ofrece y de ayudar a fomentar la actividad económica en el municipio, funciona como un elemento de protección de la ciudad al actuar como espacio de amortiguación de los temporales de mar.