documentos

 

La Concejalía de Patrimonio de Santa Cruz resaltará el valor arquitectónico de la antigua Clínica Camacho

Date: 
Viernes, 10 Mayo 2019
Foto: 

El Pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma aprobó el pasado 8 de mayo una moción relativa a “la puesta en valor de la Clínica Camacho”, sede actual del Centro de Salud de la capital. La moción fue presentada por Virginia Espinosa, concejala de Turismo y Patrimonio Histórico del Ayuntamiento.

En opinión de la concejala, “Santa Cruz de La Palma guarda un valioso patrimonio arquitectónico por todos conocido, pero también hay parte de ese tesoro que es necesario conservar y proteger, además de hacer partícipe a la población de la importancia que tiene y que ha tenido para la vida de los palmeros”. Entre las obras arquitectónicas que merece la pena poner en valor se encuentra el Centro de Salud de Santa Cruz de La Palma, sito en el número 5 del orden de la calle Pérez Galdós de esta ciudad, originalmente sede de la Clínica Camacho.
El edificio constituye una joya arquitectónica, obra de Miguel Martín-Fernández de la Torre, arquitecto grancanario a quien se dirigió Camacho para hacer el encargo. En palabras de los arquitectos Luis Doreste Chirino y Francisco Mederos Martín en su obra Arquitecturas de Miguel Martín-Fernández de la Torre en La Palma:
«La novedad que supone este edificio a mediados de los años treinta, más allá del proyecto arquitectónico concreto, consiste precisamente en la distancia establecida entre el proceso seguido para definir un espacio destinado a uso de carácter público con un importante contenido técnico —como la clínica— y la interpretación insular del espacio doméstico, condicionada por la costumbre y las tradiciones dominantes en el medio local».

El conjunto de la producción de Miguel Martín-Fernández de la Torre se compone de obras con estilos que van desde el Racionalismo hasta el Neo-Canario, si bien siempre se mantuvo próximo a la Arquitectura del Movimiento Moderno, tal y como demuestran la sede del Cabildo Insular de Gran Canaria, la Casa del Niño y otros referentes en La Palma como la Vivienda-Despacho para Buenaventura Léon Carballo, el edificio de viviendas Manuel Mederos, el edificio de viviendas de Armando Yanes Carrillo o la propia Clínica de Miguel Pérez Camacho, entre otros proyectos.

El inmueble fue construido mediante la adquisición de acciones por un grupo de ciudadanos que se implicaron económicamente en dicho proyecto, bajo la dirección del Dr. Pérez Camacho. Tras llegar de Cuba en 1932 como médico experimentado y en contacto con facultativos como Duplexí, Fortuny o Vázquez Nogueira, el trabajo del Dr. Pérez Camacho en la Clínica Martínez de la Barreda (junto a La Alameda) no llegaba a cumplir con las grandes expectativas del joven médico. Por eso decide construir una clínica que albergase los medios técnicos necesarios para ofrecer un servicio de mayor calidad y modernidad científica.

La Clínica se presentaba como un conjunto moderno y funcional que contaba con un quirófano, paritorio, cuarto de radiología y unas veinte camas. Además, allí se concitaron los más prestigiosos médicos del momento, entre los que encontramos a los doctores Toledo Pérez, Martín Sánchez, Morera Bravo, los hermanos Galván Escaraverino (Basilio y Elirerto) y Serrano Salgaray; o analistas como Vicente Capote Herrera; y aún practicantes como Buenaventura León, Nicolás Cabezola, Manuel Galván o Santiago García Cejas.