documentos

 

El Ayuntamiento solicitará al Gobierno de Canarias la continuidad de las excavaciones arqueológicas en el Castillo de Catalina

Date: 
Jueves, 29 Noviembre 2018
Foto: 

El Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma solicitará a la dirección general de Patrimonio del Gobierno de Canarias la continuidad de las excavaciones arqueológicas que se están llevando a cabo en el Real Castillo de Santa Catalina.

La concejal de Cultura y Patrimonio Histórico de Santa Cruz de La Palma, Virginia Espinosa, señala que “los hallazgos encontrados hasta la fecha nos invitan a pensar que el subsuelo del Castillo ofrece información muy relevante sobre el pasado de esta fortificación y las posibles conexiones de este recinto con otros lugares de la ciudad a través de un antiguo túnel subterráneo”.

El proyecto inicial de las excavaciones concluye en el mes de diciembre, “por lo que creemos necesario dar continuidad a los trabajos y así se lo hemos trasmitido al Gobierno de Canarias, que es quien lleva a cabo este proyecto”, explica la concejal. 

Hasta el momento, la intervención dirigida por la arqueóloga Nuria Álvarez ha permitido desvelar la existencia de un suelo empedrado en la base de los antiguos muros. En un estrato superior se encuentran restos de tablones de un suelo de madera del que existe referencia en 1843, con lo cual es posible que el empedrado ahora descubierto date de principios del XIX o de una fecha incluso anterior.

Por otro lado, se está interviniendo en uno de los muros laterales, con el objetivo de aclarar su funcionalidad, puesto que podría tratarse de una pared que dividía el habitáculo o un techo, bajo el cual habría alguna cavidad en la que será necesario seguir investigando.

Virginia Espinosa señala que la intención de la concejalía de Patrimonio es concluir la excavación de toda esta sala del Castillo y elaborar un proyecto museístico para dejar al descubierto los vestigios arqueológicos, sin que se pierda la funcionalidad, ofreciendo un valor añadido a quienes visitan el recinto.

En junio de 2015 fueron encontrados de forma casual los indicios de lo que pudiera ser un antiguo túnel subterráneo. En la tradición oral siempre ha pervivido la existencia de un posible pasadizo subterráneo que comunicaría el Castillo de Santa Catalina con el antiguo convento de San Francisco.