documentos

 

El Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma y el Cabildo crearán una instalación artística en homenaje a la escritora Sanmao y José María Quero

Date: 
Viernes, 15 Marzo 2013
Foto: 

El Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma y el Cabildo Insular han llegado a un acuerdo para realizar una instalación artística en el cementerio capitalino como homenaje a la escritora taiwanesa Sanmao y su marido José María Quero, fallecido en La Palma en septiembre de 1979 y cuyos restos se encuentran en el camposanto municipal.

El artista palmero Alberto Cabrera ha sido el encargado de elaborar el diseño de una obra que pretende “de una manera simbólica y con algunos elementos de la naturaleza unir a una pareja separada por la muerte, el mar y en dos islas distantes entre sí: Taiwán y La Palma”.

El alcalde de Santa Cruz de La Palma, Sergio Matos, la consejera de Cultura del Cabildo, María Victoria Hernández, y el concejal de Infraestructuras y Servicios Públicos, Manuel Abrante, han visitado recientemente el cementerio capitalino para conocer de primera mano los detalles de esta intervención, que introduce un elemento novedoso en la importante colección de monumentos funerarios clásicos que ya forman parte del recinto.

Precisamente en la mañana de hoy se encuentran en La Palma Carmen y Ángela Quero Ruiz, hermanas de José María Quero, que han podido conocer tanto el proyecto previsto para el cementerio de Santa Cruz de La Palma, como el mirador literario que el Cabildo tiene previsto realizar en la Fajana de Barlovento dedicado a Sanmao. Ambas han expresado su conformidad por parte de la familia con estos proyectos y se han mostrado muy agradecidas a las dos instituciones. En la reunión han tomado parte, además del alcalde y la consejera de Cultura, el vicepresidente del Cabildo, Anselmo Pestana, el consejero de Infraestructuras, Jorge González, y la concejal Cultura de Barlovento, Silvia Rodríguez.

La propuesta artística en el cementerio municipal se desarrolla en dos puntos diferentes: en el primero se juega con los efectos de la luz solar sobre un cristal azul marino con la imagen de la isla de Taiwán donde habrá un panel explicativo en español y en chino y un fragmento del poema de Sanmao El Olivo: “No me preguntes de dónde vengo./ Mi origen es muy lejano./ ¿Por qué vagabundear tan lejos?”. En este punto se colocará una serie de cantos rodados a modo de camino adoquinado que desaparecerá bajo tierra para reaparecer a los pies del nicho donde se encuentran los restos de José María Quero. Estos guijarros llevarán pequeños textos escritos para la ocasión por una docena de autores palmeros.

Autora de una producción literaria integrada por más de una veintena de libros, Sanmao pasa hoy en día por ser una de las firmas chinas más populares entre el gran público, juvenil y adulto. Su obra se centra tanto en elementos ficticios como autobiográficos.

Durante la década de 1980 sus libros se vendieron a millares y en Taiwán su nombre figuró siempre en las listas de obras más vendidas. Junto a los valores literarios, Sanmao se configuró como un icono de la nueva mujer chica y pionera en la divulgación de la cultura hispánica en la comunidad china contemporánea.

De hecho es frecuente que el cementerio de Santa Cruz de La Palma reciba la visita de viajeros chinos interesándose por la figura de José María Quero, puesto que todo lo que tiene que ver con Sanmao goza de una enorme popularidad y despierta enorme interés en aquel país.

En 1974 contrajo matrimonio con el jienense José María Quero, un submarinista profesional. A principios de 1979 la pareja se trasladó a la Palma, donde surgió una nueva posibilidad laboral en las obras de ampliación del puerto de Santa Cruz de La Palma. El 30 de septiembre de ese mismo año José María Quero perdía la vida mientras practicaba submarinismo en la costa norte de la Isla. Su cuerpo fue hallado un día después a 15 metros de profundidad. Sanmao, destrozada, abandonó la isla de inmediato, no sin antes encargar el cuidado y la decoración de la sepultura, que quiso embellecer con callaos y guijarros marinos.